Fecunda, de Livia Hidalgo

Colaboración de Jorge Felippa |

Livia Hidalgo: Fecunda.
Babel Editorial, 2010. Novela.

|
Los riesgos de un banquete

Cuesta elegir los adjetivos para hablar de Fecunda. Novela escrita íntegramente en forma de diálogos, con fugaces apariciones de un narrador omnisciente, o de la voz de Lara, la protagonista alter ego de la autora, según nos avisa en la contratapa Susana Romano.

Lo singular de esta “novela dialogada” es que los personajes “aparecen” en el pueblo de Lara, desde las páginas iniciales, con una suerte de arbitrariedad que sólo atiende a las necesidades de ir enlazando reflexiones sobre la poesía y el oficio de escribirla.

El lector se encontrará ante una extraña combinación de registros donde prevalecen las voces de poetas vivos y muertos, argentinos y cordobeses, en un encuentro cosmopolita con personajes de un pueblo del interior. Un encuentro libérrimo por donde circulan personajes “mal hablados” enfrascados a menudo en duelos verbales con las citas “textuales”, entre otros de Oliverio Girondo, Francisco Madariaga, Macedonio Fernández, Juan Gelman, junto a Olga Orozco, Glauce Baldovín o Alejandra Pizarnik.

Ellos entran y salen de escena cuando el asunto de la conversación lo amerita. Como de la galera de un mago, ellos se corporizan cuando alguna palabra es piedra de toque convocante.

Deambulan por el pueblo, cruzándose a cada paso, con los familiares de Lara, o los vecinos más o menos reconocibles: el tartamudo, las chicas “fáciles”, el dueño del boliche, el cura, en fin, partícipes todos de un ecumenismo de la palabra, donde vida y poesía se nutren y proliferan, a veces en tono de ironía, a veces de tragedia.

Obra arriesgada que precisa de aquellos dispuestos a entreverarse en una fiesta de la que podrán disfrutar más y mejor los lectores de poesía y los poetas. Para otros, el banquete al que invita Fecunda quizás los puede dejar insatisfechos. Las apuestas osadas suelen tener estos riesgos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Fecunda, Livia Hidalgo, Novelas. Guarda el enlace permanente.